bannersuperior

DETOXTV, UNA EXTRAÑA E INDEPENDIENTE REVISTA DE ARTE


 

 

Desintoxicar al público identifica la visión y misión que adoptará este nuevo medio de comunicación.

 

 

Nos topamos con la persona encargada de la ideología que sustenta DETOX TV, Andrés Rosero, alias “Coki”-, y entre risas y momentos de intensa pasión y seriedad al expresar los deseos artísticos que tanto él y su colectivo persiguen, nos enteramos de sus propuestas y expectativas.

 

“Detox nació más o menos hace unos 7años, con un documental de más 30 horas de bandas underground (agrupaciones carentes de apoyo por parte del sistema convencional de radio difusión y programas televisivos)”, recuerda Coki, joven hombre lleno de tatuajes -únicos orgullos que reconoce podrá llevarse a la tumba-, amante incondicional del ska clásico y el punk agresivo de bandas iconoclastas como Rancid.

 

Esa fue su idea principal. De ahí llegaron los fondos del Consejo Nacional de Cine (CNCine) para cine o televisión 2010.

 

“Yo antes había trabajado la revista “POGO”, una magazine con ideas similares que lastimosamente, por razones egoístas e irresponsables, de mis antiguos socios, no presentó más que dos ejemplares. Y bueno… entonces a raíz del documental salió la idea del programa para televisión. Con todo el material que teníamos me pregunté: ”Qué voy a hacer con esto”.

 

 ara Detox Tv, lo esencial, es lo underground, lo independiente; las representaciones artísticas que muchas veces no son tomadas en cuenta y que pueden llegar a ser hasta mejores que lo que se escucha en los medios de comunicación infestados por huevadas extranjeras.

 

Detox Tv quiere y necesita que la gente valore más lo que hay en el Ecuador. “Cuando uno ve MTV o escucha radio “La Metro” (su slogan en vez de decir, La Metro es bacán o chévere, repite: La Metro es cool). ¡¿Cachas?! Este es uno de los tantos ejemplos típicos de la falta de identidad y fulería aniñada que se maneja por algunas personas controlando los medios. Parecería que no hay otra alternativa. No hay una escuela. Los jóvenes de ahora ya no tienen escuela (historia y fundamento del arte y sus expresiones). Yo considero que hay un montón de cosas en el país que deberían ser valoradas y que deberían recibir su correspondiente retribución monetaria. ¡Pero no! Las limitaciones -autoimpuestas- del país se encierran solo en el pop”.

 

Aspectos Artísticos

“Siempre partimos de la música. Yo soy un man súper musical, me encanta. Y eso, para mí, va de la mano con las ideologías que no son muy escuchadas. Quiero trabajar lo musical y la libre expresión. La libre expresión es algo de la gente; la gente se está olvidando que nosotros somos quienes hacemos las notas -movimientos-. Y nuestra realidad parte de eso, de cada uno.

 

Detox TV ayudará a difundir toda expresión cultural, que es, para mí, la base de la vida. Vivimos robotizados; el arte puede ser lo único que nos salve de volvernos locos. Antes los artistas eran considerados una élite, y creo que debería seguir siendo así, pero ahora la mierda capitalista ha hecho que todo quede de lado.

 

“La publicación, bautizada con el nombre de Revista de Arte Radical (RaRa), gracias al apoyo del Ministerio de Cultura, será sin fines de lucro. Esto me ha tomado años lograrlo. Uno tiene ideales, ¿no? Mi idea también partió sobre cómo aquí en el Ecuador la gente no ha tenido -últimamente- ni dictaduras ni nada, y por ende los jóvenes tampoco han tenido la oportunidad de tener una rebelión justificada. Detox podrá usar sus plataformas culturales y de expresión a su favor. Aquí hay artistas súper buenos, sin embargo, solo escuchamos artistas de afuera; es como que los inmiscuidos solo quieren promocionar lo “gringo”.

 

El motor es difundir el arte que no se conoce. Somos la corriente de contra; yo no estoy de acuerdo en cómo se están manejando las cosas hoy en día. Parece que siempre se apoya a los mismos. Quiero poder competir con todas las plataformas que presentamos. Quiero que la gente sepa que hay otra opción”.

 

RaRa

“Vamos a empezar con la revista porque es lo más práctico -en este caso- para el ministerio. La revista -por costos- es más tangible. Por suerte puedo trabajar con gente bien pilas que cacha lo que queremos, como Carolina Valdiviezo nuestra directora, y mi mano derecha a nivel artístico, el diseñador y tatuador profesional, Nico Jervis. La cuestión de producción nos es mucho más viable. La revista es el punto de partida de Detox para todo lo demás (web, festivales y asesoramiento).

 

Aquí la televisión y la radio nacional -con poquísimas excepciones- son mediocres; son los mismos actores, los mismos programas, y las mismas temáticas hechas refrito -o sea- lo mismo envuelto en otro envase. La mediocridad es lo que siempre ha funcionado aquí. Todos están contentos; sin exigir ni pensar a futuro en algo mejor. El público no conoce otras opciones porque no las hay. Parece que muchos están felices lucrando revolcándose en el lodo de la mediocridad. La gente es demasiado conformista”.

 

Con los recursos necesarios -que no son nada del otro mundo, gracias a los avances tecnológicos- se puede trabajar la ciencia del cine y la televisión. No es tan complicado, puedes entrar a internet y estudiar. Existe ya el socialismo de las redes comunicativas. Es inentendible que hay mucha gente con títulos y estudios y no hace nada.

 

“Yo he hecho las cosas sin tener título y sin tener plata. Aquí el fósforo para prender el cambio es la convicción y entendimiento que aquí estamos en pañales en cuanto a expresiones y difusiones creativas y artísticas. Y en vez de explotar eso, copiamos. Copiamos las cosas porque pegan. Todo nos llega de otros países y la gente se confunde en cuanto a qué es suyo y qué le representa. Por muchas razones aquí carecemos de identidad. Por ejemplo, no hay la cultura de decir voy a ir y pagar por ver a una banda porque es de aquí y nos representa, igual como pagas por ir a ver a Marilyn Manson o Maná. Aquí sí tenemos el producto. La gente tiene que apreciar el producto, pero no a la fuerza. Colombia, Argentina, Chile, son todos países que ya tienen una industria artística. Aquí hay cosas muy buenas. Pero siempre se apoya a los mismos”, dice.

 

Además las propuestas siempre son light, pop, es decir, fáciles y sin fondo o compromiso social. Detox Tv no va a presentar las cosas masticadas. La gente tiene que aprender a saber por qué valorar lo que se presenta. “Aquí viven y aquí se van a morir. Hay que fomentar lo que hay aquí”.

 

“Nuestra plataforma colectiva pretende darle la oportunidad a todos y todas aquellos que quieran participar. Basta de apadrinamientos; hay que ser independientes. Por ejemplo, Olag Rasco (Galo Oscar al revés) es un pintor que sale individualmente. Él es el creador y promotor de su obra.

 

Se debe apreciar el individualismo, de ahí pueden salir muchas cosas. Nosotros queremos dar cabida a todos. La gente necesita tener apertura para exponer sus proyectos. Buscamos gente que no sea el común denominador. No nos vamos a cerrar a nada, ni género ni edades. Hay que dar apertura.

 

Facilitar las herramientas de trabajo en caso de que estas falten. Si se necesita asesoramiento o un lugar donde grabar, por ejemplo con bandas que han tocado 10 años pero son bandas de garaje y no tienen donde grabar. Se debe aprender a apreciar el aspecto humano en el país, que es sumamente admirable”.

 

La web sería una expansión de la revista. Su publicación será bimensual. Para conocer más información de los artistas o temas tratados la gente puede acceder a los links de la revista. Hay que aprovechar las ventajas que brinda la tecnología.

 

Festivales

“La incorporación de todo. Un género, música, pintores y grafiteros. Es importante descentralizar los recursos y poder competir con otros colectivos artísticos. Parece que la gente se conforma con los mismos festivales, con los mismos artistas organizados por las mismas personas año tras año. No pueden ser siempre la misma opción. Y la gente cree que eso es todo, cuando ni siquiera será un 10% de todo lo que hay por descubrir.

 

Detox quiere brindar el chance a los artistas para que sean ellos mismos, sin imposiciones ideológicas, artísticas, peor políticas. Presentar el arte de una forma directa, duela al que le duela. Obviamente va a ver un estándar de calidad pero sin entrometerse con la visión de los artistas. Esto es serio. Hay que presentar los proyectos bien y con calidad, no a la mamarrachada” concluye su gestor orgulloso y confiado de lo que se puede lograr.

 

El colectivo toma su nombre de una canción llamada DETOX TV, de la banda Morning Glory. Les gustó Detox porque es la connotación de desintoxicación, y desintoxicar el medio artístico saturado de salchichas y refritos es lo que se busca. Se pretende erradicar el curuchupismo y los prejuicios, especialmente con el rock. Romper esquemas. Si se presenta algo con calidad la gente lo va a saber apreciar.